La Estación Enológica de Haro ha mantenido a lo largo de más de cien años el espíritu con que se creó en 1892 , fruto de una necesidad de expansión hacia nuevos mercados y de la urgencia de poner al día a los vitivinicultores riojanos sobre los nuevos métodos de elaboración de vinos.

Desde entonces, la Estación Enológica ha sido pieza clave en los momentos históricos decisivos vinculados al mundo del vino . Cabe destacar, por ejemplo, el trabajo realizado en la recuperación del viñedo perdido como consecuencia de la filoxera, su labor de experimentación para determinar cuáles eran las variedades más adecuadas para cultivar en La Rioja y la mezcla de las mismas para obtener un vino de calidad, o su tarea de abanderada de la modernización industrial en los primeros 70.

Desde 1983, la Estación Enológica de Haro asume parte de las funciones y servicios que el Estado transfiere a la Comunidad Autónoma de La Rioja en materia de enología y viticultura. Es a partir de entonces cuando el centro sufre una profunda remodelación encaminada a la modernización de sus instalaciones, mobiliario y la adecuación de su bodega y creación del Museo del Vin o.

La Estación Enológica forma parte de la comisión Nacional de Métodos de análisis desde el año 1984. Esta Comisión es la encargada del estudio de la adecuación de los métodos analíticos aplicables al sector, del estudio de las propuestas de la OIV y de la coordinación de los ejercicios de intercomparación entre laboratorios, así como de la preparación de materiales de referencia para análisis de vinos.

El centro sigue siendo pionero en el sector, al convertirse en la primera Estación Enológica de España en conseguir en octubre de 1999, la acreditación por ENAC conforme a la Norma Internacional EN 45001para la gran mayoría de los parámetros que se analizan.

En cuanto al trabajo rutinario de la Estación, se emiten anualmente unos 13.000 informes sobre muestras de vino, de las que se determinan alrededor de 125.000 parámetros tanto rutinarios (grado alcohólico, sulfuroso libre y total, acidez, pH, etc.) como los relativos a conservantes, residuos de pesticidas, color, aromas, olor a moho en corchos y maderas, etc.

Curso de injertado en la Enológica en los años 30

Curso de injertado en la Enológica, en los años treinta.

Antonio Larrea, director de la Enológica en los años cuarenta a setenta

Antonio Larrea, en el centro, director entre 1944 y 1970.

portada_cdc_43_ok

La química del vino [pdf, 240 Kb]

Un artículo que repasa los más de cien años de vida de la Estación Enológica de Haro, publicado en Cuaderno de campo (nº 43, 2009)