El estudio de los costes de producción de los diferentes cultivos de La Rioja que la Sección de Estadística ha realizado en los últimos años proporciona al sector una información detallada y útil para la gestión económica de las explotaciones agrarias.

Para realizar estos estudios se sigue una metodología que comienza por la elaboración de un calendario de operaciones de cultivo en base a la información proporcionada por el sector, intentando reflejar la situación más habitual en La Rioja.

Con ese calendario como referencia se contabilizan los costes variables, es decir, los gastos que varían anualmente en función de los consumos, las horas de trabajo y el volumen de producción; y los costes fijos que se ocasionan en la explotación.

Los costes variables se refieren a los gastos derivados de la utilización de maquinaria ajena, los gastos de carburantes, fitosanitarios, fertilizantes y reparación de maquinaria, así como la mano de obra ajena retribuida y otros.

En el apartado de costes fijos se incluyen los seguros, contribuciones, amortizaciones, renta de la tierra e intereses de capital.

El coste total viene representado por la suma de los costes fijos y los costes variables.