Por los pagos internacionales en euros efectuados en la UE, el banco no debe cobrarte más que por una operación nacional del mismo valor efectuada en euros. Esta norma se aplica a todas las operaciones efectuadas en euros por vía electrónica como son las transferencias entre cuentas bancarias de diferentes países de la UE.

Más información.Este enlace se abrirá en una ventana nueva