23/10/09

El Consejero de Presidencia, Emilio del Río, ha recibido hoy a la nueva Delegada de la Fundación Vicente Ferrer en La Rioja, Marta Sarramián, que ha estado acompañada por la delegada nacional de la ONG, Olatz Ecenarro. Durante su encuentro, han abordado las actuaciones conjuntas desarrolladas en los últimos años.

En concreto, el Gobierno de La Rioja, a través de la Consejería de Presidencia, y la Fundación Vicente Ferrer (FVF), han desarrollado en los últimos cuatro años tres proyectos de cooperación al desarrollo que han contribuido a mejorar las condiciones de vida de 1.725 personas de la India. En total, para llevar a cabo estas actuaciones, el Ejecutivo riojano ha aportado 125.000 euros a la ONG:

El primer proyecto se llevó a cabo en el año 2005. El proyecto desarrollado entonces tuvo por objeto la reconstrucción de las zonas afectadas del Estado de Andhra Pradesh: 'Proyecto de revitalización de la actividad productiva de los pescadores de la zona india afectados por el Tsunami de diciembre de 2004'. El proyecto contó con una subvención del Gobierno regional de 50.000 euros y benefició a 625 pobladores rurales, de los que 375 eran jóvenes desempleados y 250, pescadores.

Asimismo, se consiguió fabricar y distribuir 25 nuevas embarcaciones mecanizadas, dotadas de motor y equipos de pesca; se crearon 25 cofradías de pescadores para promocionar la gestión colectiva; se mejoraron las técnicas tradicionales de pesca; se incrementó el volumen de capturas de forma considerable, lo que contribuyó a reactivar la precaria economía de la zona; y todo ello coadyuvó a que las familias pudieran ser autosuficientes.

La segunda colaboración se materializó en el año 2007, con el desarrollo de un proyecto de cooperación en La India que ha tenido como principal objetivo mejorar las condiciones de vida de 110 familias (660 personas) de la zona de Samudrán, en el distrito de Anantapur. El proyecto, que contó con una aportación del Ejecutivo riojano de 30.000 euros, sirvió para impulsar la actividad económica de la que viven las 110 familias beneficiarias: la producción de leche.

Para ello, los beneficiarios de la iniciativa recibieron formación, apoyo técnico, logístico y económico. Todo ello con el fin de que el proyecto tuviera una repercusión favorable tanto a nivel económico como social, ya que, entre otras cosas, aspiraba a contribuir a mejorar la salud y los niveles de integración social de las castas bajas y los grupos tribales de la zona.
Por ello, el proyecto tuvo cuatro fines concretos:

  • Mejorar el nivel nutricional de las familias beneficiarias.
  • Ayudar a las familias a comercializar los productos derivados de sus animales, a fin de que vean reducida su dependencia de la actividad agrícola.
  • Aumentar los niveles de autoestima e integración de las mujeres de las 110 familias.
  • Conseguir la autosuficiencia económica para que no tengan que depender de ayudas de origen externo.

El último proyecto en el que el Gobierno de La Rioja y la Fundación Vicente Ferrer han trabajado de forma conjunta hasta la fecha se llevó a cabo el pasado año 2008 y contó con una ayuda del Ejecutivo riojano de 45.000 euros: "Abastecimiento de agua para el desarrollo agrario mediante la construcción de infraestructuras hídricas en el distrito de Anantapur’.

La infraestructura, que ha beneficiado a 440 campesinos, surgió para dar respuesta a la escasez de lluvia y a las sequías de la zona, que han reducido las cosechas y han forzado un incremento migratorio del entorno rural a las ciudades. La construcción de un embalse para recogida y almacenamiento de agua ha contribuido a promover el desarrollo de actividades agrícolas y pesqueras que mejoren la situación socioeconómica de la población. En total, se ha aumentado en 300 acres (más de 4.000 metros cuadrados) la superficie irrigada.

La Fundación Vicente Ferrer se creó en España en 1996 para servir como soporte al trabajo realizado por la Fundación para el Desarrollo Rural y la Fundación para el Desarrollo de la Mujer. Ambas fueron creadas por Vicente y Ana Ferrer para dar solución a las múltiples problemáticas que padece la población de Anantapur y, desde entonces, funcionan como contraparte en los proyectos que desarrolla la FVF. En España, la Fundación Vicente Ferrer cuenta con una red compuesta por 49 trabajadores, alrededor de 250 voluntarios y más de 100.000 colaboradores. En el caso de La Rioja, la entidad cuenta con la colaboración de los riojanos a través de las siguientes vías: 649 apadrinamientos; 26 personas en el proyecto 'Mujer a Mujer'; 103 socios colaboradores; y 8 proyectos.