7 de noviembre de 2012

Pedro Sanz ha defendido el mantenimiento de los derechos de plantación en la reunión de la AREV

Declaración de las regiones vitivinícolas europeas en defensa de mantenimiento de los derechos de plantación

El presidente de la Comunidad de La Rioja, Pedro Sanz, ha solicitado hoy a la Comisión Europea que "desista en su empeño" de liberalizar los derechos de plantación de viñedo porque el sistema actual "ha demostrado que no ha sido, ni es, un obstáculo para el crecimiento ni para la competitividad del sector vitivinícola".

Pedro Sanz, que ha realizado estas declaraciones en la reunión convocada por la AREV para elaborar una declaración conjunta de las regiones vitivinícolas europeas en defensa de mantenimiento de los derechos de plantación, ha reclamado a la Comisión Europea que "haga caso a quien sabe de verdad de esto: los representantes regionales y el propio sector, que son quienes están pegados al territorio y construyen una Europa cohesionada y equilibrada".

En este sentido, ha destacado que las regiones vitivinícolas, organizaciones agrarias, cooperativas, consejos reguladores de las denominaciones de origen y 15 de los 27 estados que integran la Unión Europea consideran "imprescindible que se mantenga la prohibición de las plantaciones, otorgando a cada Estado miembro la capacidad de aplicar una regulación más competa, adaptada a su situación específica".

Asimismo, ha instado a los países de la UE que todavía no se han manifestado a favor del mantenimiento de los derechos de plantación a que "escuchen la voz unánime de las regiones vitivinícolas de calidad y presten su apoyo a los 15 Estados miembro" que rechazan la liberalización. En este sentido, les pide que entiendan que el prestigio de la vitivinicultura europea se ha conseguido "gracias al esfuerzo de esas regiones, que han construido su riqueza dentro de este marco legislativo de regulación del potencial productivo".

Los 15 los Estados miembros que se oponen a la liberalización son Francia, Alemania, Italia, España, Chipre, Luxemburgo, Austria, Hungría, Portugal, Rumanía, República Checa, Grecia, Eslovaquia, Eslovenia y Bulgaria, países que aportan el 98% de la producción vitivinícola europea, pero representan 215 votos, de los 255 necesarios para lograr el rechazo a la liberalización derechos.

"No podemos arriesgarnos a tirar por la borda todo lo que se ha conseguido, ya que es un gravísimo error considerar al vino exclusivamente desde una perspectiva economicista, como un simple producto agrario, pues la vitivinicultura es mucho más: cultura, medio ambiente, paisaje, turismo", ha asegurado el presidente del Ejecutivo riojano. Por ello, ha insistido, "es absolutamente fundamental" salvaguardar el actual sistema de regulación comunitaria de la producción, que es un instrumento válido para regular la oferta, asienta la población en el territorio y contribuye a mantener el paisaje de las regiones productoras y, por tanto, a la conservación del medio ambiente.

Por otra parte, ha recordado que para La Rioja es "un deber y un privilegio defender los intereses del sector vitivinícola y reivindicar su valor como patrimonio de la cultura de Europa" y ha asegurado: "Somos un región comprometida, que ha combatido enérgicamente la liberalización de los derechos de plantación de viñedo y lo seguirá haciendo".

En la parte final de su intervención, el presidente del Gobierno de La Rioja ha expresado su esperanza en que den fruto los esfuerzos que de las regiones vitivinícolas europeas para explicar los muchos motivos que justifican el mantenimiento de los derechos de plantación y "se imponga la cordura". "Entonces lo celebraremos con la tranquilidad de que el vino europeo puede seguir progresando y conquistando mercados, con un modelo equilibrado y sostenible", ha concluido.

Reunión convocada por la AREV

El objetivo del encuentro convocado por la AREV es "convencer" al Grupo de Alto Nivel creado por el comisario europeo de Agricultura, Dacian Ciolos, de la necesidad de mantener el actual sistema de derechos para garantizar la sostenibilidad económica, social y medioambiente del sector vitivinícola europeo, y, con ello, lograr su apoyo antes de la reunión que celebrarán a finales de noviembre para elaborar el documento que deben presentar a la Comisión.

La creación de este Grupo de Alto Nivel se decidió tras la visita realizada en abril de 2011 a La Rioja por el comisario de Agricultura, Dacian Ciolos, dado que tras escuchar los argumentos del Ejecutivo y el sector agrario riojano, incluido el Consejo Regulador de la DOCa Rioja, accedió a reabrir el debate sobre la conveniencia de mantener los derechos de plantación.