Durante el siglo XX, un importante número de hombres y mujeres nacidos en Navarra, se asentaron en Logroño y en otras localidades de La Rioja, por motivos de trabajo, de familia o de educación.

Desde su fundación, en 1954, el Hogar Navarro de Logroño ha sido el principal referente cultural y social de esa importante presencia de Navarra en La Rioja.

Año tras año, el Hogar Navarro de Logroño se ha convertido en el altavoz de la cultura y la realidad de Navarra en el corazón de La Rioja, promoviendo grupos y actividades que han difundido y destacado las señas de identidad propias de la Comunidad Foral de Navarra, y celebrando con solemnidad y singular alegría las principales fiestas propias de Navarra – San Fermín, San Francisco Javier, etc…-. Además el Hogar Navarro ha ejercido como una de las instituciones riojanas más activas y dispuestas, participando voluntaria y decididamente en los actos y motivos importantes de la sociedad en la que vive y contribuyendo al notable nivel cultural de que disfrutan Logroño y la comunidad de La Rioja.

En definitiva, el Hogar Navarro de Logroño, ha sido y sigue siendo un importante cauce de relación y amistad entre las dos comunidades hermanadas por vínculos históricos, culturales y sociales, que son La Rioja y Navarra.