Para avanzar en la consecución de dichos resultados es necesario realizar cambios en las capacidades y recursos asignados, cambios que ordenamos en tres grandes áreas de actuación:

  • Coordinación del sistema de agentes
  • Refuerzo de las capacidades de los agentes
  • Mejora y agilidad de la gestión

Un sistema articulado de agentes formados que actúe en un sistema ágil es clave para optimizar los recursos empleados y lograr resultados que redunden en el desarrollo humano, la disminución de la pobreza y el pleno ejercicio de derechos.

A continuación, se plantean actuaciones concretas englobadas en estas tres áreas de actuación que permitirán avanzar en los resultados de gestión y en los objetivos estratégicos planteados en el III Plan Director.