En mayo de 1998 se constituyó un precario asentamiento de 600 familias en la localidad del Gran Buenos Aires, Loma Hermosa. Inmediatamente los vecinos vieron la necesidad de contar con un espacio para atender las necesidades alimenticias y escolares de los niños y solicitaron apoyo y en septiembre de ese mismo año se inicia la actividad del centro de Cáritas.

El Centro Social funciona desde 1998 ofreciendo servicios como apoyo alimentario a niños y jóvenes y ayuda escolar. Posteriormente se han implementado programas en las áreas de salud y educación, cuya demanda ha ido aumentando a medida que crecían los problemas sociales en el barrio, sobre todo a raíz de la gran crisis económica sufrida por Argentina en el año 2002.

El Centro Riojano Español de Buenos Aires a través de diversos colaboradores mantenía contacto permanente y elaboró de forma conjunta un proyecto que contempla la construcción de espacios adecuados para mejorar los programas vigentes y poner en marcha nuevas iniciativas centrada en las áreas de salud y educación, como la instalación de una pequeña biblioteca.